Esas pequeñas cosas...

lunes, 16 de julio de 2012

Cubanos por Caso y Sobrescobio

.

Algunos analistas políticos dicen que la visita de Obama a Cuba es de pura diplomacia económica, otros que el Presidente de Estados Unidos trabaja ahora para la historia, con grandes viajes de grandes titulares. Una mayoría de expertos en movimientos de este calibre coinciden en que estos gestos siempre serán un paso positivo para tender puentes hacia el régimen castrista, que dejará de serlo en cuanto el Presidente Raúl abandone en breve el poder, según anunció el hermano de Fidel Castro. Por otra parte, Antón Losada, comentaba hoy en la Ser que de su experiencia como profesor en la Universidad de La Habana destacaría que "aunque muchos alumnos tomaban apuntes en papel de estraza, la cubana es una sociedad viva".

Y Justo cuando el Presidente Obama  aterriza en Cuba para estrechar la mano de los dirigentes de la isla, me llegan dos solicitudes de amistad desde ese lado del Océano. Son de Lourdes y Roberto, cómo no recordarles, aunque ella esté ahora algo más redondita porque su próxima maternidad le está dando un nuevo matiz  a su cuerpo. Por eso actualizo y repongo algo que escribí el verano que conocí a esta pareja quienes, al igual que Obama, no habían nacido aún cuando se inició la Revolución cubana. . El epílogo de la pincelada de su historia que yo escribí en mi blog fue el regreso a Cuba, meses después de haberse instalado en Oviedo. Lo que dejaron allí y la promesa de una nueva apertura económica para el país que les vio nacer, les hizo emprender el viaje de vuelta.

Todavía en la veintena de su vida, Roberto y Lourdes  han viajado esta primavera de Cuba a España, para quedarse. Su objetivo es el de encontrar unas condiciones de vida más acordes con su preparación universitaria y sus perspectivas vitales. Desde una estancia "provisional" en el asturiano Alto Nalón se han ganado la simpatía de muchos de sus habitantes. Su especial acento y la forma con que afrontan el reto de conocer nuevas gentes, diferentes contumbres y unas maneras de vivir en general que les son ajenas, han conquistado la predisposición al buen recibimiento del extranjero que ya de por sí tienen estas gentes del Parque de Redes.

Me gusta su conversación y su modo de contar acerca de su país de origen y sus desconocidos detalles. Es un placer escuchar tan directamente la opinión de unos jóvenes nacidos en La Habana sobre la historia de la controvertida Cuba, su presente y futuro; incluso la crónica sobre las diferencias gastronómicas, climáticas o culturales. Desmitificando tanto las malas como las buenas etiquetas de esa pequeña isla del Caribe, la visión del sentir cubano de a pie nos puede dar una idea de que las noticias que nos llegan,a veces, pueden desviarse mucho de la verdad. 

La tenue apertura al mundo de Raul Castro supone, a juicio de estos visitantes "un pasito hacia adelante en la democracia de nuestro país. El hermano de Fidel está dialogando más e intenta dar cabida a todas las opiniones". Sin embargo, aseguran que muchos cubanos siguen siendo fidelistas. "Sorprende  que, a pesar de los pasos al frente que está dando Raúl, el liderazgo de Fidel Castro sigue impoluto. No se puede negar que es un hombre de gran inteligencia y carisma; aunque sus esfuerzos por aplicar sus ideales -buenos en la teoría- le han llevado a cometer algunos errores", afirma Lourdes con su eterna sonrisa, su cuerpo esbelto y sus modales de chica bien educada.

Les preguntaba sobre el mito de la Educación y la Sanidad en Cuba, como su mejor carta de presentación al mundo exterior. "Lo que es innegable es que el analfabetismo ha desaparecido en la isla. La Sanidad es buena y  hay excelentes profesionales, pero al igual que ciertos apartados de la educación hay que pagarlos como en cualquier lugar. No obstante, ningún cubano se va a morir por falta de asistencia sanitaria o por hambre, a pesar de que es cierto que no tenemos un consumo tan abundante y variado como ustedes. Si hay tres libretas para todo el curso, tendrás que estirar el papel, o comprárselas de su bolsillo quien pueda".

Su verdad sobre los los cubanos que no pueden dejar el país es muy diferente de la que tenmos por aquí una mayoría. "No es cierto que no puedas salir de Cuba. Sin embargo, son múltiples las trabas que te ponen, si es que decides hacerlo, desde las propias Embajadas de los países solicitados. Como se barruntan que el cubano no irá únicamente de viaje turístico, les niegan el visado o se les exige una cantidad de dinero difícil de desembolsar", explica Roberto que está teniendo un éxito notable con los mojitos, aún cuando su profesión es la de Economista, asegurando con humor que " en el Festival Benéfico los cobramos a tres con cincuenta euros, pero si ponemos este precio en Cuba ya nos los podíamos beber todos los de dentro de la barra".

Desde su verano en el pueblecito asturiano de Soto de Agues, donde acompañan y ayudan a Flor que, dicho sea de paso, está encantada de haberles encontrado, esperan una salida laboral para no tener que regresar pronto al país que les vio nacer. Dadas las actuales circunstancias del nuestro, tal vez esa posibilidad no llegue. "Por eso hemos dejado las puertas abiertas. En Cuba tenemos nuestra familia, nuestra casa , nuestros amigos, y muchas más cosas buenas, que no vamos a olvidar. Somos como cualquier pareja joven que decide emigrar en busca de una salida profesional.". Asturias, y más concretamente el pueblo de Tanes, es donde Lourdes tiene sus raíces paternas, y por eso su destino actual.

De momento son alumnos aventajados en el aprendizaje de nuestras cocina y otras actividades. "El primer día que hice una tortilla de patata no me salió muy bien, pero ahora la puedo dar a probar a cualquiera", explica orgullosa Lourdes, a quien le hace de cerca la competencia su marido; deseoso también de aprender. A mí me han enseñado a hacer frijoles habaneros y algunas modalidades de su arroz. A la mujer para quien trabajan le sirven de revulsivo vital, especialmente cuando -al mostrar sus deseos de morirse porque ya no sirve para nada, próxima a cumplir los noventa- escucha de la boca sincera de esta encantadora muchacha, mezcla de sangre asturiana  y cubana, palabras como "para mi es usted muy necesaria, quién si no me iba a enseñar tantas cosas como estoy aprendiendo"

Espero continuar hablando con ellos otras muchas tardes. Es un placer escuchar de primera mano las vivencias de dos jóvenes procedentes de un lugar tan admirado por unos como denostado por otros tantos. Desde su formación vital y académica, muestran con palabras sensata una visión reflexiva del país que un día un joven revolucionario quiso que fuera el ideal del comunismo. Como a todos los ideales, su puesta en práctica los ha desvirtuado muchas veces, pero "una mayoría de cubanos no olvida que hemos sido y somos un pequeño país valiente que se ha enfrentado con honor al poderoso. Muchas cosas están cambiando. Esperemos saber quedarnos con lo bueno y adaptarnos con serenidad a lo nuevo. Sería un sueño que mi papá pudiera poner ese negocio propio que siempre ha deseado", asegura el chico con sonrisa perenne como rúbrica para sus esperanzas de juventud, que no dejan de ser las mismas que la de una gran mayoría de jóvenes de todo el mundo.




Imagen: pueblo de Tanes, Caso  (Asturias).








1 comentario:

  1. Berta, busco alguien que viaje a Cuba para mandar un paquete a una amiga, así que si tu, o tus amigos de blog me pueden ayudar, estaría encantada.

    ResponderEliminar