Esas pequeñas cosas...

lunes, 26 de enero de 2015

¿Edad invisible o invisible edad?


Los cambios de década suelen producir sensaciones raras. Recién desperté la mañana del domingo, palpé la cara, busqué a tientas mis zapatillas y me dirigí al espejo en busca de algún signo que delatase el medio siglo. Hasta las noticias de la radio me llegaban de otra manera. Y la protagonista del día, Grecia, ya será para mi algo más que la cuna de muchas cosas buenas. Comparto al respecto las palabras del periodista Juan Cruz, quien decía en la Hora 14 que se sentía herido cuando denostaban la Filosofía, origen de las dudas y de la poesía, tan necesarias para entender la vida. Esos días que van llegando sin remedio, lo contrario sería mucho peor, necesitan de una buena dosis de esos pensamientos milenarios que ayudan a vivir.  

Me explica mi amiga Inés que, a partir de los 50, se van reduciendo y clarificando las opciones: "o tiras pa lante como si la vida fuese la misma o te tiras en el sofá a lamentarte de lo que no fue, de lo que pudo ser y de lo que será.Ya no queda la alternativa de posponer". La versión de Lena es más radical: y pesimista:"o ajamonas o amojamas". Paz, siempre tan extrema, dice que "comienza el tiempo de llevar las compresas bajo el brazo como carta de presentación porque si sospechan que tus estrógenos se reducen, tus otros valores se les antojan paralelos". "Definitivamente te metes en la etapa en la que no los aparentas es un consuelo", me dice Carmen,quien también me daba por verdad irrefutable que "se empiezan a inflar los flotadores de alrededor de la cintura y ya no será de avista jamás de los jamases,por muchos runner, spinning o danza del vientre que hagas. Es más, de nuestra edad solo serán visibles esos kilos que se van agarrando como lapas a tu cuerpo ".Pues ya tenemos en esos michelines algo importante contra  lo que luchar", exclama Irene con su eterno sentido del humor. ¡Buf!, cuánta negatividad, al menos para la parte más frívola de nuestra apariencia. Doy fe,por lo que observo a mi alredeor que ese pesimismo no es cierto en todos los casos. Menos mal que Alejandra me asegura que es una década estupenda:"lo que sabes hacer bien, lo realizarás mejor que nunca", me hace saber, con esa seguridad tan suya que la caracteriza.

Por todo esto, nada mejor que finalizar hoy este artículo con las palabras con que me obsequió mi gran amiga y excompañera Beni; que os reproduzco textuales:.".Muchísimas felicidades amiga. Acabo de volver de ver a Lola Herrera y Héctor Alterio interpretar (más bien vivir, porque es lo que hacen) "En el Estanque Dorado", así que te regalo una de las frases de la obra: "La vida continúa, Chelsea, te sugiero que camines con ella." Eso te deseo yo, que sigas, como durante este medio siglo, exprimiéndola y gozando de todo lo que nos ofrece".





<script type="text/javascript" src="http://lablogoteca.20m

jueves, 22 de enero de 2015

Fotos sí, fotos no

Me gusta robar momentos a la vida cotidiana -mis hijos, mis rincones, una flor, un regalo, un pastel de manzana, un café al amanecer, una sonrisa, la dignidad de una piel curtida por muchos otoños; el paso de mis días-, y compartirlos en las Redes. Presupongo que quienes los ven me sienten más cercana y se identifican con muchos detalles de mi sencillo mundo, aunque en algunas instantáneas ya se puedan contar las patas de gallo una a una. También me alegra encontrarme en imágenes a esos seres  que forman parte de la vida de mis amigos virtuales; algunos también reales. El gran angular le da un toque  aún más bonito a los recuerdos y las situaciones. En definitiva, conocer desde otra perspectiva esas vivencias ajenas que ahora nos es posible con el avance de las nuevas tecnología. Al fin y al cabo, son paisajes humanos que nos hablan tanto como cualquier puesta de sol, las aguas de una playa embravecidas, la mirada felina de un gato,el el cielo rojizo de una mañana o el perfil de una montaña.

 ¿Qué hubiese sido de la historia del arte si las Meninas se hubiesen negado a posar en un lugar tan privado como el salón del palacio de Felipe lV?. No pretendo comparar el pedigrí de esa gran obra con cualquiera de nuestras fotografías.Únicamente me llevó a ello que hoy estoy en un mar de dudas sobre la conveniencia,o no, de publicar fotos de nuestros menores y se me ocurrió qué hubiesen opinado los retratistas y pintores de otras épocas si la privacidad hubiese estado en siglos pasados tan supravalorada

Respetable, además de obligatorio por ley,  es no poner ninguna imagen de aquellas personas de las que no tengamos autorización, si están expuestas sin su consentimiento y en lugar privado.Una vez aceptada esa premisa, ¿qué pasa con quienes publicamos imágenes de nuestros pequeñines?.¿somos unos inconscientes?,¿unos irresponsables? ¿unos narcisistas que piensan que tienen los niños más guapos del mundo?¿acaso unos descerebrados que no vemos el peligro de exponer la profundidad de sus ojos, sus primeros dientes, los primeros pasos, el beso a sus abuelos, el rostro atónito el día de los Reyes Magos...?.

Mucho he leído sobre los pros y los contras de esas imágenes en el nuevo microuniverso de las Redes Sociales. Sólo se me ocurre que todo es cuestión de saber dónde está el límite de esa privacidad que pueda hacerles daño. O qué fotografía pudiera ser indigna para ofrecérsela a un público que, para qué nos vamos a engañar, no siempre es inocente. Por lo demás, cada cual tiene su idea distinta de lo íntimo, aunque coincidamos en algún punto.

La envidia, el morbo, la necesidad de saber para utilizar en contra de quienes van por el camino de la naturalidad son tan antiguos como el mundo. Quien quiera ver la negatividad de una imagen lo hará hasta de unos pies desnudos. No pretendo haceros pensar en la posibilidad de no colgar más fotos de esas personas de las que nos sentimos tan orgullosos de tenerlos por hijos o de sus compañeros de colegio, juegos y demás aventuras infantiles. Yo seguiré poniéndolas. y continuaré respetando a quienes son partidarios de la opción contraria. Por otra parte, lo de la dignidad y el pudor de las imágenes propias, después de que tienes una edad, ya es muy relativa... Eso sí, nunca dejéis de preguntatr a vuestros amigos y conocidos antes de colgar alguna de sus fotos; en este caso es preferible pedir permiso a pedir perdón...


lunes, 19 de enero de 2015

La Cenicienta bilingüe

Había una vez un colegio en un barrio obrero de una ciudad. Llegó un Gobierno con buenos propósitos en Educación Pública y decidió elegir ese Centro para un proyecto de bilingüismo. Al cabo de unos pocos años, el alumnado de esa escuela, ubicada en el extrarradio de una vetusta  capital norteña, no tenía cotejo en el nivel de su segundo idioma. Así lo fueron demostrando los títulos y los premios recibidos dentro y fuera del país. Las plazas para llevar a los niños a ese cole empezaron a disputarse. El British era uno más de la familia y su vigencia parecía segura.  Se exponía como un ejemplo de superación por excelencia; modelo para otros muchos centros y envidia de algunos que llegaron a considerar de que los niños con menos recursos no eran merecedores de tal privilegio. La Cenicienta se hizo bilingüe.

Llegaron los años de crisis y, con el pretexto de los recortes, los primeros afectados fueron los derechos sociales . A quién le importaba que unos niños tuvieran el aliciente de una educación de calidad, con la garantía de un idioma que aprendían desde sus tres años y que era su mejor carta de presentación. Nadie decía nada claro, pero comenzaron a disminuir los horarios en las asignaturas biligües y se apreciaba una mengua en el nivel de su desenvoltura en el idioma de Shakespeare. 

La Dirección le pasa la pelota a la Consejería y la Consejería al Gobierno Central. Los rumores sobre que acabará siendo un colegio más,sin el distintivo de su nivel de inglés, va en aumento. El acceso a las autoridades responsables para los padres es difícil. Par llegar a alguien que de una explicación clara se necesitan sortear trámites que se alargan y el tiempo corre en contra del proyecto.

A los dirigentes se les sigue llenando la boca con la educación y la lógica importancia de que la Escuela es el semillero de la igualdad y la libertad, pero parece que los elegidos para luchar por esos derechos se lavan las manos. Obras son amores. Seguramente su hijos podrán pagarse un colegio privado lo que, dicho de paso, no es garantía de la mejor enseñanza, pero luce mucho.

Al final,las movilizaciones son el único idioma que entienden nuestros políticos. El peligro en la pérdida de votos seguramente hará más por la persistencia de una educación bilingüe en un colegio público y humilde que todas las cartas que puedan enviarse al responsable de Educación de turno. Dicen que las acciones a pie de calle de padres y madres son algunas de las luchas más temidas.

A la carroza de cenicienta parece llegarle la hora de convertirse en calabaza. Total, según están las cosas, nuestros jóvenes tendrán la oportunidad de aprender el idioma cuando hayan de emigrar para encontrar empleo, con un poco de suerte, en el aeropuerto o en un bar de cualquier país de habla inglesa...


Posdata año y medio después: Leo en los medios de comunicación que dos alumnos de la rama de Bilingüe del Instituto Pérez de Aya de Ventanielles han quedado entre los primeros en un concurso de inglés. Congratulations para ellos y para quienes les han enseñado tan bien. Es lo que tiene creer en la Educación Pública de Calidad, patrimonio de quienes creen en la igualdad de derechos y oportunidades. Buen verano.




  

jueves, 15 de enero de 2015

Vientos de Enero

Por Asturias soplan vientos del sur. Lloverá. En la política nacional los aires parecen decir que muchos de nuestros representantes no han entendido nada y siguen teniendo como prioridad el número de votos. Por el Congreso de los Diputados se amplían las penas para las condenas por corrupcíón. Los trabajadores de ALSA volverán al tajo tras llegar a un acuerdo con la empresa. Teresa Romero rectifica en alguna de sus declaraciones. La gripe colapsa Urgencias en nuestros hospitales y una mujer desahuciada se planta ante la casa del Presidente Monago. Los catalanes erre que erre con sus elecciones, a las que ya ponen fecha y a nuestro ex-monarca le siguen "creciendo" los hijos; lo que no pilla a nadie por sorpresa de ser cierta la presunta trayectoria amorosa de Don Juan Carlos.Para interés de los futboleros, un mensaje conciliador: se cuenta que el hijo de Cristiano Ronaldo es admirador de Messi. Algunos periódicos islamistas han borrado de la foto de la manifestación de París a todas las mujeres que iban en la cabecera. Imagino que no puede taparse el sol con un dedo por más que se intentei. Aunque parece que cada vez se levantan más voces para no mezclar churras con merinas en la criminalización del mundo árabe.El fanatismo no tiene fronteras, y si Dios se juntase con Mahoma, seguramente daría por buena la viñeta que circula por las redes: -"Estos H. P. ya han vuelto a matar en mi nombre", dice el profeta. "Si yo te contara", le contesta "nuestro" Dios. El cielo se presentó hoy rojizo en toda la comunidad asturiana, según las fotos que nuestro amig@s van poniendo por las Redes. Y, aunque precioso su efecto, ya sabéis el refrán: "bermeyón por la tarde, por la mañana no". Buenos días para todos y tod@s


Fotografía: Otro amanecer en Soto de Ages, de Carolina Gutiérrez García

sábado, 10 de enero de 2015

Revoltijo de rebajas, señoras y vagabundos

Tocaba irse de rebajas. Pero llegué a casa sin nada. Una vuelta por el centro, con visita obligada a mi amiga Pilar y, aunque hubiese llevado una tarjeta de cifras infinitas , que no  es el caso, ese día de inicio de la rutina, con cambios, descambios y descuentos, no hubiese comprado ni la mejor mercancía de Dolce & Gabbana. Con los revoltijos de reyes esparcidos aún por las estanterías, no tenía el cuerpo ni la mente para guardar colas y adquirir cosas de las que se puede prescindir tranquilamente. Además,compras un jersey que se te antoja bien barato y resulta que te crea la necesidad de unos zapatos, un bolso y un pantalón acordes al nuevo modelo, que muy probablemente aparques en el armario, recurriendo al uniforme diario:: tres prendas básicas y cómodas que lo mismo te sirven para un roto que para un descosido. Tal vez me influyó también la conversación con mi consejera de cabecera, quien me comentaba que cada año necesitaba menos cosas en rebajas y en temporada. "Ahora voy a lo práctico e imprescindible, y a poder ser duradero"; ella es también la famosa autora de la frase de una de mis entradas que tanto os ha gustado:"bastante mal hechas estamos la mayoría como para comprarse los pantalones mal confeccionados".

Una larga conversación en su negocio de decoración en la que no faltaron los desahogos existenciales. Es curioso cómo para cada uno de nuestros amigos nos guardamos parcelas distintas de nuestra personalidad, de nuestros problemas y de nuestros microuniversos. Aunque bastante positivas las dos, hay días que tocan negatividades. Afortunadamente, no solemos coincidir en esos trances, y el día que le toca el bajón a una no le corresponde a la otra. Comentábamos aquello que pudimos y no hicimos o viceversa. Concluimos en que tal vez no era para nosotras aquello de lo que carecemos.

En el trayecto, un tiempo para reflexionar sobre los descuentos; ahora con la liberación de las rebajas la sensación de pérdida de oportunidades ya no es la misma.. También pensaba en lo parecidas que son las ciudades desde que las cadenas comerciales de los más variopintos productos se implantaron en cada población. Salvo su casco antiguo y alguna estatua o monumento por sus plazas y calles, difieren poco en su apariencia externa.

Tal vez alguna nota diferente que los músicos callejeros aportan en cada pueblo grande. Balanceándose entre las bolsas con Rebajas impresas en su mayoría, las notas de una guitarra. "Caminito que el tiempo ha borrado... Hoy he vuelto a pasar..."  O esto me pareció escuchar en el paseo matutino en busca de saldos que no me tentaron. La mayoría pasamos indiferentes al pie de los autores de esas melodías que aportan la parte más humana a las franquicias del consumismo. Salvo que vayamos con algún niño de la mano-ellos siempre quieren echar una moneda- intentamos mirar disimuladamente para adelante. Bastante tenemos la mayoría con solucionar nuestros balances. Pero cuántas historias se esconden tras esos rostros que ponen música en la calles, reparten publicidad, piden firmas o simplemente extiende la mano sentados en un cartón. De primeras se me ocurre que, al menos, algun@s de ellos saben tocar un instrumento, cosa que no podemos decir muchos y muchas. De segundas, que un día nosotros o nuestros descendientes pueden ser lo que pasen frío en pleno corazón de una ciudad cualquiera.

De vuelta a casa, la primera ceremonia de encender la radio apenas quito el abrigo y pongo las zapatillas.. La noticia sobre un grave atentado en Francia contra unos representantes de la libertad de expresión eclipsaba el resto de las informaciones. Los malos no suelen tener sentido del humor.