Esas pequeñas cosas...

lunes, 26 de enero de 2015

¿Edad invisible o invisible edad?


Los cambios de década suelen producir sensaciones raras. Recién desperté la mañana del domingo, palpé la cara, busqué a tientas mis zapatillas y me dirigí al espejo en busca de algún signo que delatase el medio siglo. Hasta las noticias de la radio me llegaban de otra manera. Y la protagonista del día, Grecia, ya será para mi algo más que la cuna de muchas cosas buenas. Comparto al respecto las palabras del periodista Juan Cruz, quien decía en la Hora 14 que se sentía herido cuando denostaban la Filosofía, origen de las dudas y de la poesía, tan necesarias para entender la vida. Esos días que van llegando sin remedio, lo contrario sería mucho peor, necesitan de una buena dosis de esos pensamientos milenarios que ayudan a vivir.  

Me explica mi amiga Inés que, a partir de los 50, se van reduciendo y clarificando las opciones: "o tiras pa lante como si la vida fuese la misma o te tiras en el sofá a lamentarte de lo que no fue, de lo que pudo ser y de lo que será.Ya no queda la alternativa de posponer". La versión de Lena es más radical: y pesimista:"o ajamonas o amojamas". Paz, siempre tan extrema, dice que "comienza el tiempo de llevar las compresas bajo el brazo como carta de presentación porque si sospechan que tus estrógenos se reducen, tus otros valores se les antojan paralelos". "Definitivamente te metes en la etapa en la que no los aparentas es un consuelo", me dice Carmen,quien también me daba por verdad irrefutable que "se empiezan a inflar los flotadores de alrededor de la cintura y ya no será de avista jamás de los jamases,por muchos runner, spinning o danza del vientre que hagas. Es más, de nuestra edad solo serán visibles esos kilos que se van agarrando como lapas a tu cuerpo ".Pues ya tenemos en esos michelines algo importante contra  lo que luchar", exclama Irene con su eterno sentido del humor. ¡Buf!, cuánta negatividad, al menos para la parte más frívola de nuestra apariencia. Doy fe,por lo que observo a mi alredeor que ese pesimismo no es cierto en todos los casos. Menos mal que Alejandra me asegura que es una década estupenda:"lo que sabes hacer bien, lo realizarás mejor que nunca", me hace saber, con esa seguridad tan suya que la caracteriza.

Por todo esto, nada mejor que finalizar hoy este artículo con las palabras con que me obsequió mi gran amiga y excompañera Beni; que os reproduzco textuales:.".Muchísimas felicidades amiga. Acabo de volver de ver a Lola Herrera y Héctor Alterio interpretar (más bien vivir, porque es lo que hacen) "En el Estanque Dorado", así que te regalo una de las frases de la obra: "La vida continúa, Chelsea, te sugiero que camines con ella." Eso te deseo yo, que sigas, como durante este medio siglo, exprimiéndola y gozando de todo lo que nos ofrece".





<script type="text/javascript" src="http://lablogoteca.20m