Esas pequeñas cosas...

miércoles, 6 de abril de 2016

Lo que nos une...

A veces las cosas son lo que parecen: el tercero en discordia también quiere más. Pero,  lo que no puede ser, no puede ser y,  además, es imposible. Con esa sensación seguimos desde el pasado Diciembre. Sin embargo, lo que sí es posible es practicar el arte de la sencillez y la claridad en cualquier cara del poliedro que es nuestra vida,  incluida la política y la periodística.Ya nos lo decía un profesor: "hay que redactar las noticias como si se las contarais a vuestra abuela". No porque las abuelas fuesen tontas, sino porque a medida que se cumplen años las cosas se quieren más claras: o blanco o negro. No obstante, volvió a ser gris la fumata en el panorama político la pasada semana. Y así seguimos ésta. Ni si, ni no, ni todo lo contrario, interpretan la mayoría de los españoles tras la enésima reunión de fuerzas políticas para dar una solución en la formación de Gobierno. También hay quien tuvo la sensación, recién pasadas las películas sobre el Antiguo testamento, que se piden cabezas como la de Juan bautista en bandeja, a cambio de algunas danzas.. El caso es que Pablo  llegó con un libro sobre baloncesto para Pedro para comenzar a dialogar sobre lo que les unía. Asimismo, algo tendrá que ver también aquello de que hay que colocar el listón alto para ir bajándolo porque los planes no se cumplen tal como nos los plantemos la mayoría de las veces. Por lo demás, para quien no está muy metido en la nueva terminología política española, a voz de pronto lo del 171 o lo de a la valenciana, más bien podría sonarles a una nuevo postura del kamasutra o a una desconocida modalidad de arroz.

Nuevo quebranto en las arcas públicas, dice Pepa Bueno. Por aquello de lo rápido que se hacen viejas las noticias -y como fondo el sin vivir en que nos tiene sumergida tanta reunión a dos o a tres, según pinte- esta semana toca hablar de evasión de impuestos. Está claro que la avaricia rompe el saco, y que poco tiene que hacer la ética ante el instinto del más tengo más quiero, aún cuando "un hombre solo puede techarse con un paraguas",que tantas veces decía mi padre.. En efecto , lo que nos une suele ser mucho más de lo que nos separa, hasta en la mala praxis.

El tema de los refugiados, ahí sigue, como la noticia molesta que unos días tratamos de puntillas y otros con más atención. Creo entender,en las primeras informaciones de hoy, que la Unión Europea ha dado un pequeño paso supranacional para resolver la tragedia; unas medidas más humanas que intentarán evitar la verguenza de tratar a la mayoría de esas personas como prisioneros y que vulneran principalmente los sagrados derechos de la infancia

Escucho, por otra parte, que en España ha aumentado el número de suicidios causados por la depresión; la hermana pobre de las enfermedades pero el cáncer de las enfermedades mentales. Por eso, oír cantar a viva voz un bolero a una persona que lleva años sin hacerlo es un esperanzador comienzo para una mañana de invierno en primavera: "Y volver, volver,volver...".

Que tengáis un buen martes, a pesar de los quebrantos, de los Egos, y de lo variable del tiempo. El refranero sigue siendo sabio: "Quien por Navidad se asoleya, por Pascua quema la leña", aunque también podríamos quedarnos con aquel más cálido que dice: "Marzo airoso y Abril lluvioso traen a Mayo florido y hermosos". Sea como sea, "Abril, la primavera  amaneció....", que canta María Dolores Pradera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario